Se obtienen mediante un proceso similar al utilizado para la fabricación del terciado. Se usa una mayor cantidad de láminas y el producto obtenido es resistente al agua, entre otras cosas.

Se lo suele utilizar para encofrados y usos en albañilería y construcción, así como cualquier trabajo que requiera resistencia y terminaciones planas.